¿Quién puede culparte ...

... si, después de un largo día de trabajo dejas que tus pensamientos se alejen en la distancia? Valencia se presenta como el destino perfecto para dejarte llevar y empezar a soñar. La fascinante ciudad portuaria española, abarca más de 300 días de sol y es tan colorida como su cocina mediterránea. Cocina que se ofrece en restaurantes situados entre edificios romanos, musulmanes o contemporáneos, algunos de los cuales revelan más de 2000 años de historia.

Diversity under the Mediterranean sun

Aquí se ve a Vanessa disfrutando al aire libre enfrente del Hemisfèric, en la vanguardista Ciudad de las Artes y las Ciencias. Este espectacular y singular edificio, es un complejo de cines que representa un gran ojo humano, el cual simboliza la mirada y observación del mundo que los visitantes descubren a través de sorprendentes proyecciones audiovisuales.

Diversity under the Mediterranean sun

Para no perderse la próxima proyección de cine, Vanessa siempre lleva con ella su singular y espectacular reloj Lincoln. Con una esfera hecha de sodalita azul y una caja de madera de plomo y acero inoxidable, su reloj atrae las miradas de todos y destaca entre la multitud. Este reloj se llama Lincoln Park, parque considerado el pulmón de Chicago que ofrece la posibilidad de relajarse en él, además de poder realizar muchas actividades en las orillas del lago Michigan.

Diversity under the Mediterranean sun

Al igual que Lincoln Park, “El Jardín del Turia”, se considera el corazón verde de Valencia y es uno de los parques naturales urbanos más grandes de España. Este parque se encuentra a la vuelta de la esquina de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y una de sus peculiaridades es que está coronado por 18 puentes que son huella de siglos de historia. No te preocupes, que incluso aquí, nuestro modelo Lincoln te hará destacar entre la multitud ;)

Photography: yannick.rou
Model: Vanessa